jueves, 5 de noviembre de 2009

Segundo embarazo

Este embarazo fue planeado como todos lo saben, el de M no, en ese momento yo llevaba muy poco tiempo viviendo en Barcelona, estaba un poco aburrida porque no tenía trabajo, dormía mucho y hasta ahora es que creo que era gracias a que estaba embarazada y no precisamente por lo que estaba viviendo.

No me acuerdo exactamente como fue pero si no estoy mal, los 3 primeros meses desayunaba y mas o menos a la hora, iba a vomitar. Lo bueno era que en ese momento se me pasaba todo el malestar y hasta el otro día por la mañana volvía. Mis tardes eran tranquilas, el ajo y el pescado no eran de lo mejor pero bueno todas las comidas las llevaba relativamente bien.

Este embarazo ha sido pesadísimo, un día vomito por la tarde, otro día vomito por la mañana, otro por la noche y otro simplemente todo el día. Estoy aburrida, cansada, agotada, mareada. Debo decir que llevo una semanita mucho mejor.

El año pasado que vinimos, al final de nuestro viaje J estaba un poco cansado de la comida. Yo encantada de la vida, comía y comía Thai food pero en este viaje al principio no podía ni verla, todo me daba asco, todos los olores eran super fuertes para mi. Aforunadamente encontramos una casa muy bonita que alquilamos por 4 meses y es más fácil porque cocino yo o J. y hacemos cosas que yo soporto.

La verdad es que este post lo empecé a escribir en los días de mi llegada (hace un mes y medio) así que hay sentimientos de ese momento y de ahora.

Por el embarazo como tal, por mi familia y por el bebé estoy encantada pero de resto mal mal, nada que hacer, he estado deprimida, lo que pasa es que trato de hacer cosas todo el tiempo pero lo peor es que creo que tengo anemia, así que estoy con sueño y cansada tooooooooodo el día, así que el hacer cosas es un gran esfuerzo diario.

Por otro lado Javier se fue por dos semanas, afortunadamente ya llegó. Pero durante su ausencia, una noche oi en la parte de atras de la casa como si alguien estuviera caminando, pues no pude dormir en toda la noche y como será la ridiculéz en la que estoy que al otro día iba a salir corriendo a un hotel.

Afortunadamente mis vecinos que son los dueños de la casa que alquilamos, me preguntaron que como estaba y lo primero que hice fue ponerme a llorar...... que verguenza, afortuandamente son muy buensa personas, les conté todo y me dejaron quedar en su casa todo ese tiempo.

En Tailandia no hay ladrones, uno que otro pero es un país segurísimo, la gente deja todo abierto, nadie tiene que estar pendiente de la cartere, de las pertenencias de la casa, asi que mi conclución fue que era algún anima bendita que estaba rondando la casa jajajajaja.

Yo no creo que las burjas pero que las hay las hay.

La venida a Tailandia ha sido bastante pesada para mi, sobre todo por mi estado. Estoy segura que si hubiera sido sin un embarazo de por medio todo sería muchísimo mas fácil. De todas formas cada dia que pasa veo mas la luz.

Hoy me siento muchísimo mejor, los mareos han bajado, los vómitos también pero el sueño y el cansacio siguen igual.

Por otro lado hace un par de días empecé a sentir un dolor fuerte debajo de la costilla derecha, estaba muy preocupada, así que nos fuimos al médico.

Miraron a ver si tenía algo que ver con el bebé con ultrasonido pero todo pestaba bastante bien. De ahí me mandaron para el gastroenterólogo el cual descubrió la cosa. Pues me dijo que las mujeres que vomitábamos tanto teníamos un dolor muscular uno o dos meses despúes de dejar de hacerlo. Es un músculo que se inflama, el dolor puede durar de uno a 3 meses y que si es ineguantable hay una inyección para quitarlo, no le hace daño a ninguno de los dos.

Es bien molesto, si me siento muy mal me la pongo, el médico me dijo que volviera en 2 semanas....

PD: Les dejé a todas respuesta en el post anterior

6 comentarios:

NuriaBadilla dijo...

Ay porque los achaques son una cosa tan espantosa!!!? Yo solo de imaginarme eso me arrepiento de pensar en planear otro bebé!!

Pero ha de ser hermoso allá! Tan interesante, además esos pueblos donde uno aún vive tranquila. Aún así es toda una cosa acostumbrarse, te diré que cuando nos volvimos de El Salvador yo pasé varios meses en aprender a caminar tranquila por la calle, cuesta aprender a confiar.

Todavía sigues vomitando? cuidate mucho, dicen que le homeopatía y la acupuntura son geeniales contra los achaques!

Elenilla dijo...

Pobre, es normal lo del cansancio en el embarazo, y si encima Javier ha estado fuera y te tenias que ocupar de la casa y de Matilda, pues mas todavía.

Lo de los vómitos.. no será la comida tailandesa?? Jajaja, es broma. Yo también tuve ese dolor pero no fui al medico, mira ahora me entero de que era.

Animo, que ya te falta menos y descansa todo lo que puedas porque los primeros meses con el segundo en casa son muy duros.

Un beso

bogotown dijo...

Muchos ánimos. Yo también tuve un embarazo muy difícil, vomité hasta el último día, y lo único que medio me aliviaba era comer gengibre, y hacer aguitas y tomarlas también.
Un abrazo y nuevamente, mucho ánimo!

Ainhoa dijo...

El principio de mi segundo embarazo también fue horrible. Dejéde vomitar casi a los cinco meses, pero desde ahí todo bien. Ya verás como ahora va todo mejor. Disfruta de Tailandia

Simplemente yo dijo...

Ánimo Andrea, al final se pasa!! bueno el sueño y el cansancio a mí no pero aprendes a vivir con ellos, jaja. No nos queda otro remdio, no?

Espero que se te pase el dolor solo y disfrutes del final de tu estancia en Tailandia como mereces.

Besitos

Martha dijo...

Hola!!

Muchas felicidades, como te han dicho los demás quizás al inicio del segundo embarazo es así, luego puedes disfrutar al máximo!!

Te dejo un abrazo desde Colombia!!

Cuidate mucho!!