miércoles, 20 de febrero de 2008

LA QUITADA DE LA CUNA


La ultima vez que estuvimos en la pediatra de Matilda me preguntó si todavía dormía en cuna y le dije que si, también que si todavía tomaba biberón y la misa respuesta ¡SI! Pues.........mala cosa, me dijo que ya era hora de quitarle mi mejor elemento, la cuna y el de ella, el biberón!!!!! obviamente que hiciera una por una para que no fuera un choque muy fuerte para le enana. TERRIBLE. La cuna me ayudaba mucho. Matilda como todos los niños es bastante inquieta y todo lo quiere saber, tocar, mirar, esculcar. No para la pobre....o pobre de mi?
Cuando ya me tenía loca, la metía en la cuna a leer un libro o que jugara con sus cosas para que me dejara descansar unos minutos.
Por otro lado el biberón es su mejor amigo. Tengo el cuidado de solo darle dos, uno por la mañana cuando se levanta cosa que es perfecta porque para mi es la niña mas feliz del mundo y croe que soy muy afortunada. Las levantadas de Matilda son lo mejor que me ha tocado en estos últimos años a su lado (Luego les dedicaré un espacio para contarles) y creo que mucho de esto se debe a su tetero (biberón). Y otro por la noche con el cual se duerme.
No sabía que quitarle pero después de hablar con Javier su padre llegamos a la decisión de quitarle primero la cuna, así nos tocara un poco mas pesado a nosotros. Todo lo hacemos por los hijos, como bien nos dicen nuestro padres.
La semana pasada finalmente desbaratamos la cuna de Matilda y pensé que todo iba a ser un caos. La primera noche se emocionó muchísimo, le gustó, pensé que no, pero se subía y se bajaba, se subía y se bajaba. Por supuesto por mas de tetero y todo le costó bastante la dormida y pensé que de ahora en adelante la dormida de mi hija iba a ser como la de muchos padres con sus hijos. Llevarla y leerle el libro, o quedarse al lado de ella hasta que se durmiera
, etc, etc. Pues no, otra vez me sorprendió mi chiquitina. Al segundo día de la dormida en su cama nueva, se acostó, se tomó su tetero y se durmió como siempre lo hacía en su cuna acompañada de su dulcecito o sisisho como ella le dice. (También dejaré este tema para otro día)
Pues en resumidas cuentas ha sido bastante gratificante lo de la quitada de la cuna. Ya no es un bebé es una niña.

2 comentarios:

Elenilla dijo...

Hola! Venia a devolverte la visita que me hiciste en el blog. Yo creo que cada niño tiene una etapa para dejar las cosas. Esta muy bien lo de la cuna, me alegro de que te haya resultado tan facil, aunque no te extrañe que dentro de unos dias tenga una regresion porque ya se le paso la novedad.

Yo si fuera tu no le quitaba el biberon. Laura con 3 años y medio sigue tomando su biberon por la mañana y por la noche y hasta que no me lo deje de pedir, se lo seguire dando. Asi me aseguro que toma su racion de leche diaria. Michas madres me han comentado que cuando les quitaron el biberon sus hijos dejaron de tomar leche.

Otra cosa es que lo tenga en la boca a todas horas o solo tome eso. Entonces si habria que preocuparse. Si come o cena bien y luego le das el bibe, no creo que pase nada. El agua o demas liquidos se los puedes dar en un vaso o taza de continuacion para que vaya aprendiendo.

Espero haberte ayudado con mi experiencia. Mucha suerte con el blog.

Besos

mamasita dijo...

Holaaaa!!!
no habia venido a vistarte por aqui, me sorprende gratamente ver que has escrito bastante (juiciosa con los propositos del año ah!!!)
que bueno lo de la cuna, a mi ni se me habia ocurrido pensar en que un dia cercano oliver deje su cuna, que susto, no? uds. por que la tienen ahi al lado...
lo del tete, acuerdate que aqui los pediatras siguen su manual de instrucciones y no, cada niño tiene su ritmo como dice, y cuando ella este lista, de pronto quitale el de la mañana, pero el de la noche si la relaja pues que se lo tome...
bueno querida, te seguiré visitando, saludos ;)